Seleccionar página

Sólo auditando sabrás el rumbo de tu negocio

 

 

El origen de la palabra auditor es el verbo del latín Audire, que significa oír.

Esta palabra tiene su origen en los primeros auditores, que ejercían su función juzgando la certeza o falsedad de lo que se les encomendaba a su verificación, principalmente oyendo a todas las partes del asunto.

Contacto

13 + 15 =